19 de diciembre de 2014

Palabras que los padres jamás quisieran pronunciar...


¿Qué otra palabra de la lengua española produce más miedo en el corazón del hombre que la palabra muerte? La vida y la muerte, son simplemente dos caras de la misma moneda.

Quizá tenemos miedo a la muerte porque nuestra alma sabe que no ha finalizado lo que vino a hacer en esta vida. Pero una vez que nos damos cuenta de que la muerte no es el final del juego sino solo una oportunidad para jugar de nuevo, no tenemos nada que temer.

Uno podría preguntarse, cómo es posible que un momento en toda una vida puede destacar de forma tan relevante. La respuesta, es que los desafíos de la vida, son una parte esencial del viaje de nuestra alma.

Esta situación que hemos vivido por medio de nuestra hija, nos permite acceder a la conciencia más elevada, poniendo a un lado a la lógica.

El agua se evapora, pero vuelve a la tierra como lluvia, incluso la muerte misma no puede resultar en una pérdida de energía, por lo cual, la muerte en realidad no es el final definitivo de la vida.

Mi esposo y yo, tenemos confianza y certeza más allá de lo que nuestros ojos nos muestran y lo que nuestros corazones nos permitan creer. Hemos perdido el miedo a la muerte, estamos conscientes que es solo una ilusión.

Cada momento, es un momento en el que podemos elegir corregir la chispa que es nuestra alma, para que podamos devolvérsela a nuestro Creador tan perfecta como el día que nos fue entregada.

Esa chispa de energía sagrada que es el alma de nuestra hija, completó su corrección en el mundo físico y regresó a la fuente de toda luz.

Nuestra hija, únicamente abandonó la escena de los vivos, está viva en otra realidad en la que siempre va a estar con nosotros. Está aquí conmigo. Aunque no esté manifiesta en el mundo físico, siempre seremos su familia y cuidaremos de ella.

Gracias por estar aquí con nosotros, en esta misa, acompañándonos a celebrar la vida de nuestra hermosa hija. 

18 de diciembre de 2014

"Club de lectura" México D.F.



Hola, te invito a formar parte del Club de lectura, que se llevará a cabo en la ciudad de México, y será moderado por la escritora Ana Laura Martínez Pereyra. 

La dinámica va a estar increíble, vamos a leer un libro de manera individual, analizado en grupo mediante los miembros del club, compartiendo e intercambiando impresiones, puntos de vista y foros de discusión.

Nos reuniremos semanalmente los MARTES Grupo 1 de 10:30 am a 12:00 pm y Grupo 2 de 7:30 pm a 9:00 pm 

El modulo será de enero a julio 2015, dando inicio el 13 de enero. 

Ya que el cupo es limitado en ambos grupos, te invitamos a que reserves tu lugar enviando un e-mail a analauralibros@gmail.com

¡PUNTO DE ENCUENTRO DE AMANTES A LA LECTURA!

17 de diciembre de 2014

"Taller Literario y de Escritura Creativa para niños y jóvenes"


A partir de enero 2015, va a dar inicio el "Taller Literario y de Escritura Creativa para niños y jóvenes" impartido por la escritora Ana Laura Martínez Pereyra. 

El Taller va a estar MUY padre, es para niños desde los 4 años de edad, hasta jóvenes con muchas ganas de aprender a escribir y poder dar forma a sus historias. 

Hay cuatro módulos: CuentaCuentos, LecturiMundo, NovelaMundi y LiteraCuento. 

Las inscripciones ya están abiertas, para mayores informes, manda un e-mail a analauralibros@gmail.com

¡POR UNA NUEVA GENERACIÓN DE LECTORES!

3 de octubre de 2011

¿Cómo encontrar a tu alma gemela y conservarla?



Momentos antes de tomar un vuelo a Miami, estaba hablando con a very special someone, quien me preguntó sobre mi columna semanal. Mi respuesta fue, ya está, no me encanta, pero en el avión la trabajo, a lo que me respondió  “En el vuelo te va a quedar una columna de mayor altura”.

Vuelo en curso, mi respaldo hacía atrás y mientras intentaba estar cómoda, abro esta columna con una frase que todas las mujeres debemos tener presentes como un mantra en nuestro día a día: “Un nunca debe ser la fuente de la alegría de una ”. Este mantra es muy importante sobretodo en paises como el nuestro, en el que al no tener novio o marido todo el mundo te pregunta: ¿por?, ¿para cuándo?, “tan bonita y sin novio”, entre otras muchas cosas más…
Permanecer dentro del porcentaje de solteros, lejos de ser algo positivo, es interpretado por la mayoría de las personas como algo voluntario o que te resta valor. Para muchos es dificil comprender que en el proceso de soltería, algunas mujeres se encuentran trabajando en su espíritu y escogiendo bien a esa persona que la va a completar.
Creciendo con esas creencias en mente, cuando aparece el primer hombre en el camino, la mayoría de las mujeres se aferran a él, lo toman como la única fuente de su felicidad, aceptación y como el que  finalmente les dará un lugar apropiado dentro de la sociedad. Cuando el hombre se va, dichas mujeres sienten que se mueren y por ende, su vida ha llegado al fin.

El hecho que las mujeres hoy seamos profesionistas, capaces de ganar lo mismo o incluso más que ellos, con posibilidades de proveer a nuestra familia y a nuestros hijos, no significa que seamos hombres. Ahí es donde existe una gran confusión, por este enredo se generan muchos problemas de pareja e incluso divorcios.

Las mujeres tratan de ir en contra de su naturaleza, y no importa que tan fregona sea, siempre debe estar consciente que tiene un rol en esta vida y que el hombre tiene otro.

Si estamos en constante trabajo espiritual, repitiéndonos el mantra del principio, entonces caemos en otro rubro, el aspecto sentimental, en donde se busca el alma gemela. Hay que tener muy presente que dos almas no pueden conectarse entre sí, a no ser que cada individuo este conectado con su alma también. Con esto quiero decir que si una mujer esta esperando que un hombre sea su fuente de luz y ella no ha pasado el proceso de descubrir ¿quién es?, ¿para qué esta aquí?, es decir, si no construye una relación con ella primero, no puede haber una relación entre almas gemelas.

A diferencia de lo que comúnmente sabemos, que los opuestos se atraen, desde que estudio me he dado cuenta que realmente es al contrario, lo que se atraen son los semejantes. Las relaciones no son una competencia, el trabajo personal consiste en entender que una relación de pareja es una sociedad en la que cada uno tiene su rol, donde no hay que pelear por ver quien gana, sino combinarse para complementarse.

Es súper importante que la mujer se de permiso para ser mujer y le de la oportunidad al hombre de ser hombre, porque si estas esperando a que el hombre cambie o aprenda, no va a suceder. Depende de una, de cómo lo encamines con tus acciones.

La mujer debe de aprender que ella es la que administra la energía en la relación, si no aprende como administrarla, sabiendo cuándo decir que si, cuándo no, cuándo contestar el teléfono, cómo lidiar con las cosas, cómo comunicarse, qué es lo que necesita su hombre, o cómo elegir al hombre correcto, el proceso será casi imposible de concretarse de manera positiva.
Parte del rol de la mujer, es permitir al hombre el derecho a conquistarla. Los hombres tienen que ganarse el derecho de poseer las cosas, es muy importante que ellos sientan que deben de hacer un esfuerzo por tenerlas. La satisfacción de ellos no es su responsabilidad, sino de ellas, si una mujer no le da la oportunidad de ganárselo, le quita la oportunidad de sentirse satisfecho, lo que traerá consecuencias negativas, ella le está cortando las alas y cerrando todas las puertas.
Nuestra responsabilidad como mujeres es dar oportunidades a los hombres para que nos ganen y se sientan satisfechos en la conexión con nosotras. Si la mujer no le permite luchar por ella, le quita al hombre la oportunidad de apreciarla. Entonces, las mujeres no deben de quejarse por estar siendo poco valoradas, porque lo están, por nunca darle la oportunidad al hombre de trabajar por ellas.

Los hombres necesitan sentir que la mujer es un premio, experimentar la recompensa de ganar el reto, y eso dura para siempre. No importa si la mujer tiene un novio o está casada, es importante siempre operar desde ese lugar en el que el hombre sienta que lo que tiene de nosotras, es un regalo que se ha ganado.

Lo realmente importante es que la mujer siempre se repita: “El hombre nunca debe de ser mi fuente de alegría”, y no importa si están al principio, a la mitad o al final del vuelo que te llevará a tu destino, siempre es momento para entender que las relaciones no son una competencia, son una sociedad y mereces tener a tu lado el mejor hombre del universo, siempre y cuando tu seas la mejor mujer, dispuesta a llenar el universo de un hombre.


22 de septiembre de 2011

¿Cómo lograr que tu pareja se sienta lo máximo?



Ayer por la noche, después de trabajar en mi libro “Rescátame a muerte” y antes de dormir, hubo un espacio de aproximadamente hora y media en el cual hablé con a very special someone. Los temas fueron varios, pero en una de tantas oraciones que se formularon, llegamos al punto en el que dicha persona debe creerse que es el top of the tops en todo lo que hace. Por que realmente lo es.

Al respecto me comentó que sentirse como tal, es un issue en el cuál debe trabajar. Acto seguido, llegó a mi la inspiración acerca del tema que debía tratar en la columna el día de hoy. Es por eso que hablaremos de las relaciones de pareja, del hombre, la mujer y de cómo trabajar en equipo para conseguir muchas cosas en conjunto.

Así que let´s start¿cuánto se valora una mujer a sí misma?,  una pregunta que nos debemos formular a diario todas las mujeres del mundo, ya que la mujer debe de entender que ella es una princesa por sobre todas las cosas, y por ende, necesita un príncipe en caballo blanco que venga y luche por ella siempre…. no existe otra posibilidad.
Es súper importante entender que si una mujer está esperando que un hombre sea su fuente de felicidad y ella no ha pasado por el proceso de descubrir quién es, para qué esta en este mundo, cuál es su propósito, su misión y su camino, no existirán buenas bases para construir una relación. Si la mujer primero no construye su valor por sí misma, no puede haber una relación entre dos personas.
Si esa conciencia e intención no están claras para la mujer desde el principio, van a salir mil cosas disfuncionales cuando comience una relación con un hombre y las consecuencias serían, que ella va terminar siendo la proveedora y él estará muy cómodo viendo tele, ella cambiando focos y él cocinando…  y como esos ejemplos puedo enumerar mil cosas en las relaciones de pareja que no son como deberían ser.

No es un tema machista el que expongo, es simplemente respondernos lo siguiente: ¿cuál es el objetivo de que la mujer cocine o haga cosas para servir a su pareja? La mujer debe tener muy claro que para el hombre es súper importante que lo atiendan, porque es una expresión del respeto y la admiración que su pareja le tiene, es como decirle: “llegaste a la casa, quiero atenderte”.

Trabajar una relación de pareja desde dicha premisa es un reto y una estrategia que la mujer tiene para proporcionarle energía a su pareja. Es cocinarle, esperarlo, compartir quality time, y de esta manera, la mujer va a activar al hombre.

Ahora, hay que ser realistas al recordar que hoy en día el gran problema se presenta cuando una persona no es espiritual y desconoce los medios para conectar con la energía cósmica, con la fuerza de Dios en su vida, conectarse en pareja con dicha luz. Ahí es cuando las mujeres necesitan que el hombre les provea y por eso se vuelven dependientes en las relaciones.

Cuando uno no tiene claras las reglas básicas de las relaciones, que de hecho es una de las cosas que enseña la Kabbalah, es probable que tengamos el deseo de que las cosas sucedan de cierta forma y nada más no logramos que eso pase. Ya que recibir y conectar con la energía de la luz por uno mismo y no esperar que la energía venga del otro, es un trabajo sumamente difícil. Las relaciones requieren trabajo, retos, ponerse a prueba. Esta tarea algo de dos, no de uno, como cuando alguno de los dos miembros de la relación pasa por un momento difícil y deja de dar lo que la otra persona necesita, ahí empiezan los problemas.

Los seres humanos tendríamos que entender que las relaciones también son un ejercicio para conectar más con la energía, sobre todo cuando el otro pasa por un down. Este es el momento justo en el que la pareja debe entrar al quite y decirse a sí mismo: me voy a motivar más por el o ella, le seré incondicional, y le daré, apoyaré y proporcionaré aquello que esté buscando para así reactivarlo.
Si un hombre está down y su mujer lo aprecia, lo admira y lo trata como si fuera un top, el hombre se va a reactivar, va a ser el top de los tops y va a llenarla de luz y energía.  Si ella lo deja de respetar y lo trata como un cero a la izquierda, el hombre no va a poder crecer y viceversa. Es por eso que las chanclas vienen en pares y las relaciones son una ecuación de dos individuos, en los cuales uno trabaja en función del otro. Esto es dar y recibir, es crear ese lazo en el que uno no depende del otro, sino que son la fuerza que los mueve.
Es momento que le digas a tu pareja lo que tú quieres que sea. Dile a la persona que está contigo que es la más maravillosa, increíble y talentosa que conoces.  Sólo entonces se convertirá en ello.
La mujer debe tener en claro que al hombre hay que tratarlo como quieras que sea, no decírselo, tratarlo, porque es muy fácil decirlo, y el hecho tratarlo como tal requiere trabajo. También la mujer debe recordar siempre, que los hombres no responden a las palabras, sino a los actos.

Es por eso que si a very special someone quiere trabajar en el hecho de sentirse y ser el top of the tops, no depende sólo de él, sino de su pareja, es un trabajo de dos, de evaluar si esa pareja es la chancla correcta para que el par funcione y los dos trabajen en dar y recibir, en reactivarse y adquirir una fuerza tal, que al trabajar en conjunto sea más grande que ellos y sea la base que los sostenga.